martes, 9 de junio de 2009

Miercoles, 31 de diciembre de 2008 (1ª Parte)

21:00.

Mi madre estaba histérica. No hacía más que colocarle el vestido a mi hermana, peinar a mi hermano e intentar que yo me quitara el maquillaje (si, le había cogido gusto, pero no iba tan exagerada como otras que no quiero nombrar).
-Mamá, tranquilízate, son las nueve, quedan tres horas. Y ni si quiera lo celebramos aquí.
-Por primera vez en su vida, Chris tiene razón-dije.-relájate. Y que sepas que no me pienso quitar el maquillaje.
-Es que quiero causar buena impresión...
-Mamá, a ver..aquí ya nos conocen de sobra,saben perfectamente nuestros puntos flacos, por mucho que nos vistas y nos peines...-dijo mi hermano volviéndose a poner el pelo de punta.
-Pero es que a la celebración va a venir un alto mando de la empresa donde trabajo y quiero intentar conseguir un ascenso...
-¿En los supermercados también hay "altos mandos"?-preguntó curiosa mi hermana. De todo lo que mi madre estaba liando, era la única que no se quejaba. Aunque mi madre no le hizo mucho caso a la pobre...
-Mamá, hay una solución fácil para conseguir un ascenso, sobre todo si el jefe es un tío.-dijo mi hermano con una sonrísa pícara en los labios.
-¿Ah, si? ¿Cuál?-dijo borde mi madre.
-Fácil, acuéstate con él.-Chris soltó una carcajada y yo me reí por lo bajo.
-¡Christian! Por favor, ¿como puedes decir esas cosas? solo tienes 15 años... y además están tus hermanas delante.
-Mamá, a lo mejor Alicia si, pero yo creo que Blanca ya es mayorcita, ¿no?
" Vaya, ya me metieron en enta conversación, precisamente" Pensé poniendo mala cara.
-Mira, Chris, cariño, vamos a dejarlo, ¿si? ya hablaremos luego. Ahora tengo mucha prisa.

Mi madre se fue hacia su cuarto. Chris se quedó jugando con Alicia y yo la seguí.
Se estaba peinando, pero estaba tan nerviosa que no era capaz ni de sostener el cepillo.
-Mamá, mamá, para. Respira hondo y relajate.
-Cariño, es que tu eres demasiado joven y no lo entiendes, pero esto es muy importante para mi, y para todos.
-Ya lo sé, mamá, y no, no soy tan joven, me doy cuenta de las cosas. Y además-dije sonriendo- si el plan de Chris no funciona..siempre puedes emborracharlo....
Mi madre puso mala cara.
-Esto no es cosa de risa, ¿vale?
-Vaale, lo siento, mamá. Por cierto, ¿dices que todo el pueblo va a ir?
-¡Claro! cuando yo era joven, aquí se montaba una fiesta genial con todos los vecinos...ains, que buenos tiempos...
-Si, pero, ahora hay mucha más gente, y...
-Pero escuchar las campanadas en la plaza es una tradición, mi vida, todo el mundo va. Y si lo dices por tus amigas, tranquila, que he hablado con sus madres y van a ir.
-No lo decía por eso...pero en fin. Otra cosa...¿hay alcohol?
-Cariño, ¿no estarás pensando en emborracharte a tu edad?
-No, tranquila, lo decía por Chris.
-¿Christian? Nah, seguro que va a estar con Brad, y él le para los pies.
-Bueno...yo por si acaso no le perdería de vista... Hay muchas frescas por ahi sueltas.

Dicho esto, salí de su habitación.

2 comentarios:

anastazia dijo...

OOOOO!!!!!
esta super la historia!!! ;D
postea pronto

Bss =D
PD: pasate por mi blog

Hibbyta dijo...

no le puede decir chris a su mamá?
no podi xD
besos